Solomillo con salsa de soja y jengibre

Posted by on December 19, 2013 in Uncategorized | 0 comments

Solomillo, receta con salsa,chalotes y patatas

grupo revilla articulo receta salsa sojaEl cerdo suele ser una de las carnes que más usamos para nuestro menú en el día a día pero quizás es relegado de nuestros menús en estas fechas navideñas porque pensamos en recetas más elaboradas. Pero es un ingrediente que también puede darnos excelentes ideas para nuestros eventos y cenas y a continuación os proponemos una estupenda receta con salsa de soja y jengibre y el solomillo de cerdo como ingrediente principal

Ingredientes para la receta:

La Carne:

2 solomillos de cerdo de 400 gr cada uno

Sal y pimienta

Mantequilla

Ingredientes para la guarnición:

1 diente de ajo1 kg de patatas pequeñas

Tomillo

Laurel y cebollino

 Para la salsa:

40 gr de chalotes

50 gr de jengibre

150 gr de mantequilla

Preparación de la comida:

Limpie y ate los solomillos de cerdo, sazonándolos con sal y pimienta y sofríalos con un poco de mantequilla o aceite de oliva virgen extra hasta que estén rosados. Sacar de la sartén y reservar mientras vertemos un chorro de agua en la sartén y mezclamos con el jugo que ha quedado.

 Salsa con jengibre y salsa de soja

Para preparar la salsa sofría los chalotes picados con el jengibre y una pizca de mantequilla (o aceite) y agregue el jugo de sofreir la carne y la salsa de soja. Dejar hervir a fuego lento incorporando el resto de mantequilla poco a poco.

Lave las patatas, forre una cazuela con papel de aluminio e introduzca las patatas con un poco de mantequilla, el diente de ajo, tomillo y la hoja de laurel. Tape  la cazuela y haga las patatas en el horno durante 1 hora.

Rehogue los chalotes picados en una cazuela con mantequilla hasta que estén blandos.

Emplatar y servir

Servir los solomillos en un plato y cubra con los chalotes rehogados. Acompañamos la carne de las patatas hechas al horno con el tomillo y el laurel y vertemos en el plato una pequeña cantidad de salsa de soja y jengibre. Para  terminar espolvoreamos cebollino picado, al gusto.

El resto de la salsa lo servimos en una salsera para que los invitados puedan servirse al gusto, de igual manera que las patatas.