pescados y mariscos

Posted by on October 10, 2013 in Uncategorized | 0 comments

Los pescados y mariscos son dos elementos esenciales dentro de una alimentación equilibrada. El pescado, sobre todo, tiene unos valores nutricionales muy elevados perfectos para cualquier dieta. Entre sus propiedades se encuentran las proteínas, el omega 3 y el calcio, entre otras. Por ello, todos los médicos endocrinos recomiendan consumir varias veces a la semana pescados y mariscos .

imagen pescados y mariscos enlace a catalogo

 

pescados y mariscos en una dieta equilibrada

Cuando los médicos recomiendan llevar una dieta equilibrada se refieren a que hay que consumir todo tipo de alimentos, pero siempre hay unos que se deben consumir en mayor cantidad que otros. Es el caso de los pescados y mariscos , puesto que ambos son alimentos con propiedades esenciales para el cuerpo y la salud de las personas. En el caso de los pescados, sobre todo los pescados azules, destaca el carácter nutritivo muy beneficioso para la salud.

Se pueden distinguir dos tipos de pescados: los blancos y los azules. Los primeros son los menos ricos en grasas (por cada cien gramos se calcula que sólo hay 70-80 Kcal), mientras que en los segundos este valor aumenta a 120-200 Kcal. De todas formas, la manera en que se cocine el pescado puede incrementar estos valores, ya que no es lo mismo hacer el pescado a la plancha que freírlo o rebozarlo.

 

El pescado es básico para el crecimiento

En la etapa de crecimiento es especialmente importante consumir pescado puesto que favorece el desarrollo. El pescado contiene aminoácidos esenciales que idóneos para el organismo. Estas propiedades son muy importantes en los niños y adolescentes, pues estimulan el desarrollo corporal. Asimismo, también son importantes en las embarazadas para el óptimo crecimiento del feto.

El pescado contiene ácidos grasos omega 3 que son muy importantes durante la etapa del embarazo y la niñez. Esto se debe a que el omega 3 se encuentra presente en las membranas celulares, por lo que hay que consumir este tipo de nutrientes para reforzarlas.

Otra propiedad del pescado muy importante en estas etapas es el calcio que se encuentra en las espinas de los animales. En el caso de pescados como las sardinas o las anchoas las espinas se pueden comer y, por lo tanto, son una fuente de calcio. El calcio ayuda a la formación de los huesos y los dientes, a la contracción de los músculos y a la no coagulación de la sangre.

 

Alimentos que ayudan a la prevención de enfermedades

El pescado y el marisco son muy saludables para el organismo, pero también para evitar contraer enfermedades sanguíneas y del corazón. Las grasas insaturadas del pescado, como el ácido linoleico y los ácidos EPA y DHA, previenen las enfermedades cardiovasculares. Además, el omega 3 que contiene el pescado reduce el colesterol y los triglicéridos.

Los ácidos grasos omega 3 generan en el cuerpo humano unas moléculas que se llaman prostaglandinas que tienen una serie de propiedades:

-          Impiden el surgimiento de inflamaciones

-          Acción vasodilatadora

-          Reducen el colesterol y los triglicéridos

-          Mejoran la presión arterial

-          Impiden la formación de coágulos

Al margen de todo lo citado con anterioridad, muchos estudios demuestran que el consumo de pescado también ayuda a prevenir la aparición de determinados tipos de cáncer. Una alimentación rica en ácidos grasos omega 3 contribuye a que no aparezcan cánceres de mama, páncreas, colon y próstata.

 

Cómo cocinar el pescado y el marisco

El pescado es susceptible de ser cocinado de múltiples maneras, pero sólo de dos formas (a la plancha y cocido) mantienen intactas sus propiedades. La primera es tan simple como calentar una plancha con un poco de sal y aceite y, cuando esté caliente, colocar el pescado durante unos minutos hasta que esté lo suficientemente hecho. La segunda preparación consiste en hervir el pescado en una olla con agua, sal y aceite.

Estas son dos de las maneras más habituales de cocinar el pescado, pero existen muchas más como puede ser al horno, rebozado o estofado. Con el pescado también se pueden elaborar caldos que son ideales para preparar fideuás o paellas de marisco. Las piezas más habituales para preparar estos caldos son la merluza, el bacalao, el rodaballo y el lenguado.

 

Tipos de pescado y sus características

Existen muchísimas clases de pescado, incluso se cree que hay muchas especies todavía por descubrir. Sin embargo, no todas ellas son comestibles. Se pueden distinguir dos grandes grupos: los de mar y los de río. Entre los pescados de mar los más comunes son la merluza, el lenguado, el atún, el bacalao y el rape. Mientras que en los de río los más comestibles son la angula y la carpa.

Dentro del ámbito de los pescados, los precios oscilan considerablemente. Esto se debe a las propiedades de cada uno de ellos y a las dificultades para pescarlos. Dentro de los pescados de mar los más caros son la dorada, el gallo y la caballa; en los de río la angula es sin duda alguna la más cara.

En cuanto a los mariscos, su precio incrementa considerablemente ya que es bastante complicado obtenerlos. Pero, al igual que con el pescado, su valor oscila dependiendo de la tipología. Por ejemplo, las gambas son mucho más económicas que los percebes.