Propiedades de carnes de ternera

Posted by on June 3, 2013 in Uncategorized | 0 comments

Las carnes de ternera son unos de los alimentos que más se consume en los hogares españoles. Pertenece al grupo denominado como carnes rojas, ya que tiene un color rojo muy intenso debido a la gran cantidad de sangre. La carne de ternera proviene de vacas de unos seis meses de edad y es muy nutritiva porque contiene proteínas, vitamina B12, hierro, potasio y fósfor.

carnes de ternera grevilla alimentacion

En G. Revilla contamos con carnes  de excelente calidad que aportarán al organismo los nutrientes necesarios para su buen funcionamiento. Todos los sustentos que aporta ayudan a que el cuerpo conserve en buen estado los músculos y el sistema nervioso.

Gracias al listado siguiente podrá conocer todos los tipos de carnes  para saber cuáles son las más importantes. También es bueno tener en cuenta este listado a la hora de cocinar, ya que en función de qué receta se quiera preparar se necesitara un tipo de ternera u otro.

 

Carnes de ternera: el lomo

El lomo es una carne blanda y jugosa que, además, no tiene nervios. Del lomo vienen los conocidos bistecs y entrecots que se pueden cocinar a la parrilla, al horno o asados. Se puede dividir en dos partes: el lomo alto y el lomo bajo. El primero es de donde se extraen las famosas chuletas; mientras que el segundo es lo que se conoce como solomillo. Es la pieza más cara de la ternera y lo mejor es prepararla a la plancha para no quitarle el sabor ni la textura.

 

La babilla y la falsa babilla

La babilla es una carne que está considerada de buena calidad porque no tiene muchas grasas ni tejido nervioso. Los cocineros la creen muy adecuada para elaborar guisos o hacer filetes asados y a la plancha. La falsa babilla es muy tierna y también tiene poca cantidad de grasa. Es la carne recomendada para preparar el conocido steak tartar.

 

La cadera de la vaca

Es una parte pequeña de la ternera que está situada junto a la babilla, justo en la parte superior. La cadera es una pieza de carne que se cocina muy rápido, así que es idónea cuando no se tiene mucho tiempo para cocinar. En los restaurantes habitualmente la emplean en asados y guisos.

 

La contra y el rabo

La contra se encuentra pegada al redondo (otra parte de la ternera) y de ella vienen los famosos escalopes y los escalopines. Mientras que el rabo de ternera es una carne muy fuerte y gelatinosa, famosa por ser lo que se emplea para cocinar el famoso rabo de toro. También se utiliza en la preparación de caldos y estofados.

 

La aguja

Es una de las partes más jugosas de la ternera. Se emplea habitualmente para realizar albóndigas y, si contiene hueso, para hacer cocido. Para que tenga más sabor se recomienda dejar un poco de grasa y que se sirva poco hecha.

 

El cuello y el pecho

Como su nombre indica es la carne que se encuentra ubicada en el cuello de la ternera. Se utiliza para cocinar un conocido plato húngaro, el gulash. En nuestro país se usa sobre todo para guisos y cocidos. En cuanto al pecho, se suele comprar troceado y se utiliza para hacer potajes y rollos de carne.

 

El morcillo

Es la carne que sirven en un restaurante italiano cuando se pide el famoso ‘ossobuco’. Generalmente se vende a rodajas y se considera una carne perfecta para hacer sopas, ya que aporta mucho sabor a los caldos.

 

La falda trasera y la falda delantera

Es una parte de la ternera que no es muy rica, por lo que se suele picar y con ella se hacen las hamburguesas. En otras ocasiones, se vende simplemente picada y se emplea para realizar salsas como la boloñesa.

 

El costillar

Es la caja torácica de la ternera y, por lo tanto, tiene poca carne. Aún así, suele gustar mucho porque resulta bastante sabrosa. Se suele emplear a la hora de realizar barbacoas porque es rápido de cocinar y nunca pierde el sabor.

 

Cómo cocinar la ternera: recetas originales y diferentes

Como hemos visto la carne de ternera se puede emplear para muchas cosas, pero en función de para qué receta se utilice se deberá cocinar de una manera o de otra. Si se va a cocinar con fogón, es decir, a la brasa o a la plancha, es aconsejable sazonarla antes para que no pierda sus jugos. En cambio, si lo que se quiere es asarla, se tiene que dorar primero con un poco de aceite y, cuando haya cogido un poco de color, se introducirá en el horno para terminar de asarla.

Otra manera de preparar la carne de ternera es frita. Este es un método muy sencillo ya que sólo se tiene que emplear una sartén con mucho aceite caliente. Así la carne quedará muy hecha por fuera y jugosa en su interior. Una variante de la carne frita es a la milanesa. Esta receta se hace rebozada con harina, huevo y pan rallado.

La ternera también se utiliza para elaborar estofados. Primero se dorará la carne con un poco de aceite de oliva y, después, se introducirá en una olla que contendrá el fondo de verduras. Se puede regar con vino para darle un poco más de sabor y sustancia. Una vez que el agua se evapore, estará preparado para consumir.

Más métodos para preparar la ternera son a la plancha y a la parrilla. Para el primero se recomienda utilizar una sartén de hierro que se ponga al máximo y se tienen que ir girando los filetes cada pocos minutos para que no se quemen. Para el segundo, ternera a la parrilla, se suele utilizar el horno y hacerla al grill. Se debe introducir en el horno cuando éste esté muy caliente, se regará con un poco de aceite y cada cierto tiempo se volteará para que quede bien crujiente.

 

Como vemos existen muchísimos métodos para cocinar las carnes de ternera y constantemente se están inventando nuevas recetas. Es un tipo de carne que da mucho juego y no es especialmente cara, por lo que numerosas familias recurren a ella para su alimentación. Como contiene bastante agua sirve para hidratar el cuerpo y, además, aporta muchos nutrientes y vitaminas. Así que alimentarse de ternera sólo puede aportar ventajas pero, como con todo, se debe consumir con moderación. Los abusos en cuestiones alimentarias nunca son buenos, por muy rico que sea el alimento. En G. Revilla recomiendan consumir sus carnes de ternera, pues son de excelente calidad y muy sanas para el organismo y el cuerpo humano.